Seguramente has escuchado hablar sobre el comercio justo del café sin saber con certeza de qué trata.

Si eres un aficionado a esta bebida y quieres ser un consumidor de café más responsable, es importante que conozcas este término, su relevancia y cómo desde nuestra posición podemos contribuir con su propósito.

Para conocer más sobre lo que es la certificación en café y los diferentes sellos que existen, no dejes de leer nuestro artículo: « Guía de Certificación de Café. Costes, beneficios y primeros pasos»

Taza de café sobre plato que muestra los principios del comercio justo.
Fuente: https://www.facebook.com/clac.comerciojusto

1. Historia del Sello Fairtrade o Comercio Justo

En 1964 durante la Conferencia de Naciones Unidas de Comercio y Desarrollo, los productores del Sur hicieron una llamada: “Trade, no Aid” (Comercio, No ayuda).

Dejaron claro que la crisis económica de los agricultores no estaba dada por problemas técnicos de la producción en sí misma.

Si no por la inexistencia de canales de comercialización que garantizaran un precio justo al vender sus productos.

Cuando hablamos de precios justos nos referimos a que el precio de venta de cualquier producto debe dejar al productor una utilidad suficiente.

Que le permita continuar con su actividad y vivir en condiciones dignas.

Hoy, 60 años más tarde la situación sigue siendo prácticamente la misma.

Los productores agropecuarios de los “países en desarrollo” viven en condiciones de pobreza porque los mercados están monopolizados.

Los precios de venta de los productos agropecuarios no transformados o con procesos intermedios de transformación como el café son muy bajos.

En comparación con los precios de productos transformados.

Si se trata de productos considerados como “commodities”, es decir, que se tranzan en las bolsas de valores, como el café y el azúcar, la situación es peor.

Para conocer más sobre quién y cómo se determina el precio del café en los mercados tienes que leer nuestro post “La economía del café: ¿Quién se  está quedando el dinero?»

Volviendo al tema. En la conferencia de las naciones unidas los productores pidieron que se creara algún mecanismo para garantizar un precio justo a sus productos.

Los Holandeses: los primeros en atender el llamado

Algunas ONG de Holanda e Inglaterra empezaron a comprar pequeños volúmenes de productos a mejor precio eliminando intermediarios innecesarios en la cadena de suministro.

Luego se sumarían otras organizaciones de comercio alternativo en Estados Unidos y otros países de Europa.

24 años después de la conferencia en 1988, Francis VanderHoff Boersma y Nico Roozen junto con la ONG Holandesa Solidaridad, crearon la primera iniciativa de certificación de Comercio justo para café mediante el sello Max Havelaar.

El nombre del sello Max Havelaar fue tomado de un libro escrito en el siglo XIX por Eduard Douwes Dekker (Multatuli) y que narra cómo era la producción de café bajo condiciones de esclavitud en la isla de Java, que para entonces era una colonia holandesa. MAX HAVELAAR, o Las Subastas De café de La Compañía Comercial Holandesa

Sello Max Havelaar
Sello Max Haverlaar

Y comenzaron a impulsar el mercado de café con este sello en supermercados y tiendas logrando un gran éxito.

Luego nacieron otras iniciativas similares como Transfair y Fairtrade, pero no había un consenso unificado a nivel mundial para una certificación de Comercio justo.

Nace FLO y su certificadora independiente

En 1997 todos los movimientos deciden unirse y se crea la organización FLO: Fairtrade Labelling Organizations International.

Luego, en 2004 se crea FLO Cert. Un organismo independiente de certificación de productos de comercio justo mundialmente reconocido.

FLOCert verifica el cumplimiento de unos estándares unificados por parte de los productores que quieren obtener el sello FAIRTRADE para comercializar sus productos a mejor precio.

Para conocer más sobre la historia de Comercio justo te invitamos a leer el artículo “Comercio justo y economía social y solidaria: historia y evolución de sus instituciones de fomento” haciendo clic aquí.

2. ¿Qué es el comercio justo?

En esencia, es una iniciativa de tipo socioeconómico que promueve el comercio del café y otros consumibles de gran demanda a través de un sistema de mejores prácticas de intercambio.

Mediante condiciones más equitativas y precios homologados, se busca pagar mejor a los productores.

Y de este modo poder dignificar su trabajo y contribuir a disminuir la brecha económica entre países emergentes y desarrollados.

El comercio justo del café promueve un modelo de negocio sustentable, ecológico y más humano.

Tomando como base una filosofía construida sobre varias premisas reconocidas en los derechos humanos fundamentales.

Esta alternativa comercial busca denunciar los problemas de desigualdad y pobreza para garantizar un trato más equitativo.

Por eso, involucra a entidades externas e independientes (certificadoras), que son las encargadas de otorgar el Sello Fair trade.

3. ¿Cuáles son los principios del Fair Trade?

Como en diversas zonas ecuatoriales las oportunidades de trabajo son escasas, muchas personas están obligadas a trabajar arduamente por una mísera compensación.

Sumado a esto, la saturación de mercados locales puede llevar a una devaluación significativa del precio del café y otros productos.

Además, los comerciantes de materias primas e intermediarios pagan precios muy bajos a los productores, explotándolos y desmejorando sus ganancias.

Los 10 principios fundamentales de Fairtrade

Fairtrade toma como punto de partida los objetivos para el Desarrollo sostenible de las Naciones Unidas y define sus premisas fundamentales:

los 10 principios fundamentales del Comercio Justo.
Fuente: WFTO
  1. Erradicación de la pobreza y creación de mecanismos eficientes que protejan a los agricultores y sus cosechas ante eventos de cambio climático a los que son altamente vulnerables.
  2. Transparencia tanto al interior de la organización como en todas las actuaciones que involucran a productores, comercializadores, certificadoras y consumidores.
  3. Practicas comerciales justas que lleven a incrementar el bienestar social, económico y ambiental de los productores. A través de la promoción del intercambio justo llamando a la conciencia de los compradores sobre las desventajas subyacentes de los países emergentes.
  4. Pago justo y equitativo a los productores por sus productos, mediante acuerdos previos que garanticen el pago oportuno a las cooperativas, empresas o productores, según lo acordado.
  5. Erradicación total de la explotación y el trabajo infantil y del trabajo forzoso.
  6. Defensa de la equidad de género tanto en salarios como en accesibilidad al trabajo y reconocimiento, aboliendo todo tipo de discriminación.
  7. Mejorar la calidad de vida de los trabajadores mediante acuerdos laborales justos y a largo plazo.
  8. La Organización debe desarrollar capacidades que le permitan llevar el beneficio del comercio justo a todos los productores desfavorecidos al rededor del mundo. Y debe fomentar la independencia de los grupos de producción por medio del aprendizaje de nuevas habilidades de gestión y comercialización y la incursión en nuevos mercados.
  9. Promoción del comercio justo: La Organización debe promover la comercialización de los productos certificados Fairtrade mediante practicas transparentes de marketing.
  10. Respeto por el medio ambiente: Son objetivos fundamentales del Comercio justo la Seguridad alimentaria, la lucha contra el hambre y la preservación del medio ambiente mediante la promoción de prácticas de agricultura  sustentable.

4. El panorama actual del café de comercio justo

Si eres alguien que  disfruta tanto como nosotros el café, seguro estás al tanto de que los mejores granos provienen de las regiones cercanas al Ecuador.

Lo que tal vez no asocias con esto es que la mayoría de los países productores sufren adversidades políticas y económicas.

Después del petróleo, el café es la materia prima más consumida por las economías desarrolladas en América y Europa.

En este contexto de oportunidades comerciales, los productores de café que están certificados Fairtrade, tienen la posibilidad de negociar directamente con los grandes compradores.

Así pueden establecer un precio mutuamente beneficioso que les permita lograr un margen de rentabilidad aceptable.

También se busca establecer negociaciones a futuro tanto en volumen como en precio, que no estén sujetas a las fluctuaciones del mercado y precio del café en la bolsa.

Las negociaciones las llevan a cabo generalmente las cooperativas de productores de café.

Estas cooperativas ofrecen un mayor precio al productor que tiene su café certificado tras negociar directamente con el cliente final un volumen específico a un precio acordado.

Pero son en última instancia, los  consumidores conscientes quienes hacen viable esta dinámica de comercio justo.

Cuando compras un café que lleva el Sello Fairtrade, estas contribuyendo a que los productores obtengan un mejor precio por su producto.

También puedes estar seguro de que ese café ha sido producido bajo prácticas agrícolas responsables y sostenibles.

Y bajo condiciones de trabajo digno, equitativo y no discriminatorio.

Si quieres ayudar a las comunidades campesinas primero debes convertirte en un consumidor responsable y consciente.

La crisis de los precios del café

Durante el 2018, las asociaciones de productores de café no han cesado en solicitar a la Organización Internacional del Café sobre la necesidad de crear un mecanismo eficaz para la regulación de los precios.

Esto se debe a que durante este 2019, el precio de la libra de café en la bolsa rondó en promedio los 0,9 USD.

Alcanzando los precios más bajos de los últimos trece años.

Los productores de café alrededor del mundo estiman la situación como insostenible.

Para conocer más sobre la actual crisis cafetera te invitamos a leer nuestro post “Historia de la crisis cafetera: De la primera bonanza de 1870 a la crisis del café de 2019

El problema principal es en esencia el control del 81% del mercado por parte de grandes multinacionales como Nestlé, Lavazza y JDE.

Mientras que una libra de café arábica cuesta € 0,12; 200 gramos de café soluble Nescafé cuesta €5.

Es decir que el caficultor recibe menos del 2% del precio final que tú pagas en el supermercado por un frasco de 200 gramos de Nescafé.

En comparación con el 2005, muchos países latinos y africanos recibieron por la venta de su café un 20% menos con respecto al 2017.

5. Las principales críticas al Comercio Justo

Caficultor cosechando café
Cafeteros en Perú abandonan cultivo por bajos precios y buscan trabajo en zonas cocaleras .
Fuente: La Republica

En las últimas décadas hemos visto como la certificación Fair Trade (comercio justo) ha sido capaz de afectar positivamente a más de 800.000 productores de café a nivel global.

Sin embargo las voces más críticas con el comercio justo y gran parte de los caficultores dudan que la certificación Fairtrade esté teniendo el impacto que se esperaba en principio.

Los principales argumentos en los que se basan estas críticas al Comercio Justo – Fairtrade son los siguientes:

  1. El coste de la certificación que debe asumir un pequeño productor es muy elevado.
  2. El productor solo logra vender una pequeña parte de su producción de café certificado a un precio diferenciado.
  3. El sobreprecio que obtiene un caficultor al vender su café con el sello Fairtrade es de apenas 0,03 USD por libra.

Otra teoría que critica al mercado justo, argumenta que las certificadoras están trabajando con grandes organizaciones y empresas que siempre han comercializado café a buen precio aun cuando no contaban con el sello.

De ésta manera se estarían desviando recursos y ocupando nichos de mercado que en principio deberían estar destinados a los caficultores pequeños más pobres y vulnerables, marginándolos todavía más.

Si quieres conocer más sobre las fallas y éxitos del Comercio justo en café desde la perspectiva de los productores haz clic aqui.

Conclusiones

No cabe duda de que como mínimo, el movimiento del comercio justo, junto con otros como el del café orgánico, han llevado a productores de todo el mundo a reconsiderar sus prácticas agrícolas y adoptar modelos de producción más sostenibles, éticos y respetuosos con el medio ambiente.

Pero nosotros, los consumidores, tenemos la última palabra. Si quieres contribuir a difundir el comercio justo del café, piensa en las marcas de café que consumes:

 ¿En qué países se producen? ¿Cómo ayudan a productores desfavorecidos? ¿Qué hacen por el medio ambiente? ¿Son marcas de multinacionales?

Si quieres apoyar a los pequeños productores de café, opta por consumir cafés de origen y cafés especiales antes que comprar cafés de baja calidad de las grandes torrefactoras y multinacionales a un menor precio.

De ésta manera contribuyes a que una porción de ese mayor precio que pagas llegue a los productores.

Y tú, ¿consumes productos de comercio justo? , ¿Consumes cafés especiales y de origen? O ¿prefieres el café soluble o el café de siempre sin conocer cual es su procedencia y calidad?

 ¿Qué opinas sobre el comercio justo del café?

¡Recuerda que en Qué Café te leemos en los comentarios!

¡Deja un comentario!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.