La Roya del café es la enfermedad más limitante  del cultivo y cada año deja cientos de hectáreas de cafetales totalmente devastadas.

Esta enfermedad es exclusiva de los cafetos y es causada por el hongo Hemileia vastatrix, que ataca específicamente a las hojas de las plantas de café.

Cuando el ataque es severo, provoca la caída prematura de las hojas, dejando los árboles totalmente desnudos.

Árbol de café defoliado por efecto del ataque de Roya.
Arbol de café defoliado por efecto del ataque de roya.
Fuente: Plantvillage.psu.edu

La planta al perder sus hojas no puede hacer el proceso de fotosíntesis y por tanto no hay la suficiente cantidad de sabia disponible para el llenado de las cerezas.

Así que la cosecha de grano se pierde y las plantas quedan muy debilitadas, con lo que también se compromete la producción de café del año siguiente.

Si quieres conocer más sobre ésta enfermedad del cultivo del café sigue leyendo, porque aquí te contaremos todo lo que debes saber y hacer para controlarla.

Fotografía de una hoja de cafeto afectada por roya del café. Se notan las pústulas anaranjadas cubriendo el envés de la hoja.
Roya del café. Fuente: FNC

Importancia económica de la enfermedad Roya del café

La Roya del café al igual que su hospedero el cafeto, tiene su centro de origen en África.

Pero fue reportada como una enfermedad grave por primera vez en 1868, cuando ocasionó una epidemia en los cultivos de Ceylán (hoy Sri- Lanka).

Se cree que la enfermedad llegó hasta Ceilán en un embarque de plantas enfermas provenientes del continente africano.

En 1890 la Roya del café llevó a la industria cafetalera de Ceilán, Indonesia y Filipinas  al colapso. Y los cultivos de café fueron sustituidos por cultivos de té.

Pues a pesar de los intentos, no encontraron una forma efectiva de controlar la enfermedad, que para entonces era desconocida.

Entre 1870 y 1970, la Roya del café ya se había diseminado por todas las regiones cafetaleras de África, Asia y el Pacífico.

Mientras tanto, en el continente americano, la industria cafetalera había florecido precisamente porque la enfermedad no había llegado.

Pero en 1970 fue detectada en Brasil, en el estado de Bahía.

Y aunque el gobierno brasilero trato de establecer una cuarentena para evitar la diseminación de la enfermedad, en solo una década, la roya ya se había propagado por todos los cultivos de café de América, desde Brasil hasta México.

Para 2005 la Roya del café fue declarada como endémica de todas las áreas cafetaleras a nivel mundial.

Mapa que muestra la manera como se diseminó la roya del café por todo el mundo.
Mapa diseminación de la Roya del café alrededor del mundo.
Autor: IHCAFE

La roya del café ha causado estragos en Centroamérica en los últimos años

La epidemia de Roya del café reportada entre 2012 y 2014 ha sido una de las más severas sobre todo para los países centroamericanos, dejando pérdidas millonarias.

Tabla que muestra las pérdidas económicas ocasionadas por roya del café en los países centroamericanos durante los años 2012 y 2013.
Fuentes:
FEWSNET PROMECAFÉ
ACF International

Esta epidemia en Centroamérica se debe principalmente a tres factores:

  1. Muchos caficultores cultivan variedades de café arábigo que es susceptible a la enfermedad.
  2. Estos países tienen un clima cálido y húmedo. Las condiciones perfectas para que el hongo se desarrolle y prospere.
  3. Y en gran medida también se debe al cambio climático global.

El aumento en la temperatura y la alternancia de temporadas invernales y secas cada vez más severas, crean las condiciones propicias para el desarrollo de la enfermedad.

¿Como saber si tus cafetos están siendo atacados por la Roya del café?

Los síntomas visuales de la enfermedad son fáciles de detectar por la presencia de manchas pulverulentas de color amarillo – naranja en el envés de las hojas de las plantas.

Foto que muestra los síntomas visuales de la roya del café.

Sin embargo, el problema radica en que la enfermedad está presente mucho antes de que los síntomas sean visibles.

Así que cuando ya se ven las manchas en las hojas, el daño está hecho y es muy difícil controlar efectivamente la enfermedad.

Incidencia y severidad de la Roya del café

Es importante que puedas distinguir entre incidencia y severidad de la enfermedad.

La incidencia: Se refiere a la presencia del hongo en las hojas. Si encuentras una sola mancha en una hoja, hay incidencia de la enfermedad pero no es grave.

Pero si ves una mancha en varias hojas y en varias plantas, ya hay una incidencia más alta y es hora de empezar a hacer seguimiento.

La severidad: Hace referencia al porcentaje de área foliar que está cubierto por las pústulas del hongo y al porcentaje de defoliación (pérdida de hojas) que presentan las plantas.

En la medida en que vas viendo un mayor porcentaje del área foliar afectado ya se puede esperar que habrá defoliación y efectos sobre la cosecha.

Foto que muestra las diferentes escalas de incidencia y severidad de roya en plantas de café.
Fuente: Dirección General de Sanidad Vegetal. Estado de Veracruz, México.

Los máximos de incidencia y severidad de la enfermedad coinciden con los picos de cosecha.

Y la disminución en la producción de grano está directamente relacionada con el porcentaje de defoliación de las plantas.

Pero lo más grave, es que el efecto de la defoliación es acumulativo.

Es decir que, la defoliación ocurrida en un año, tendrá efectos en la disminución de la producción de café en el año siguiente.

De aquí la importancia de detectar la presencia de la enfermedad a tiempo y realizar los controles preventivos de manera oportuna.

Condiciones que propician la aparición de la enfermedad en los cafetales.

De manera general, condiciones de alta temperatura en el día, baja temperatura en la noche  y alta humedad ambiental, propician un desarrollo más rápido de la enfermedad.

Es así como los cultivos establecidos en climas cálidos por debajo de los 1300 metros sobre el nivel del mar, resultan más afectados que aquellos de climas más fríos.

Los cultivos que crecen por encima de los 1700 metros sobre el nivel del mar, rara vez se ven afectados por la enfermedad.

En Colombia por ejemplo, esto llevó a establecer como áreas óptimas para el cultivo de café aquellas por encima de los 1300 metros sobre el nivel del mar.

Y se realizaron campañas para erradicar los cultivos que estaban por debajo de ésta cota.

Sin embargo, países como los centroamericanos no tienen esta opción.

Pues su topografía es muy llana y no les queda más remedio que cultivar el café a cotas muy bajas sobre el nivel del mar.

En donde inevitablemente los cultivos siempre se van a ver fuertemente afectados por la enfermedad.

Las variedades mejoradas son el mejor método de control para la Roya del café.

Genéticamente, las distintas variedades de café presentan diferencias en su vulnerabilidad ante la enfermedad.

Así, los denominados cafés Arábigos son muy susceptibles mientras que los cafés Robustas son más tolerantes y no se ven afectados por el hongo.

Ya desde los años 20, los países americanos productores de café sabían de la existencia de la enfermedad. Y qué en cualquier momento iba a llegar.

Así que en mayor o menor grado, comenzaron a hacer investigaciones de mejora genética a fin de obtener variedades de café resistentes a la roya.

Colombia fue talvez uno de los más aventajados. En 1968 en el Centro de investigación del café CENICAFE se empezó a  desarrollar  una variedad de café que fuese resistente.

Tras 15 años de investigación se obtuvo la “Variedad Colombia”, un café de tipo arábigo producto del cruce entre café Típica (Arábigo) y el híbrido de Timor, resistente a la roya del café.

El hibrido de Timor es producto de un cruzamiento natural interespecífico  entre Coffea arábiga (Susceptible a roya) y Coffea canephora (Resistente a roya) que fué encontrado en la isla de Timor (Indonesia).

Si quieres saber más sobre el Híbrido de Timor visita éste enlace

El caso de Colombia

Para 1983, cuando llegó la roya del café a Colombia, el país estaba más o menos preparado y la Federación Nacional de Cafeteros trabajó intensamente en una campaña que involucró varias estrategias:

  1. Capacitación a los productores en el manejo de la enfermedad
  2. Campañas para la fumigación preventiva con el fungicida Oxicloruro de cobre.
  3. Campañas de erradicación de cultivos de café en áreas marginales por debajo de 1200 metros sobre el nivel del mar.
  4. Implementación de un programa agresivo de sustitución de las variedades de café susceptibles a roya como Tipyca y Caturra por la variedad Colombia.

Y aunque la producción de café en el país se vio gravemente afectada por la enfermedad, sus efectos fueron de alguna manera contenidos y superados en los años siguientes.

Evitando así el colapso de la industria cafetalera colombiana.

Durante todo éste tiempo y hasta el momento actual, Colombia ha seguido investigando y se han desarrollado a partir de la variedad Colombia otras variedades de café resistentes a roya como las variedades Castillo regionales y la más reciente, la variedad CENICEFE 1.

Los demás países han hecho lo propio.

Si quieres saber más sobre las distintas variedades mejoradas de café resistentes a roya, revisa este documento.

El problema del quiebre de la resistencia en las variedades mejoradas.

Debido a que los micro organismos como hongos, bacterias y virus tienen ciclos de vida muy cortos, mutan rápidamente.

Es decir, son capaces de cambiar su código genético de una generación a otra, incorporando resistencia a  los agentes externos que atentan contra su supervivencia.

Y la Roya del café no es la excepción.

Hasta el día de hoy se han identificado 52 razas distintas del hongo, pero es la raza II la que afecta a la mayoría de cultivos de café en todo el mundo.

Esta raza del hongo presentan 9 genes de virulencia y son éstos genes los que afectan de manera distinta a las diferentes variedades de café.

Y además pueden mutar. Pueden hacerse cada vez más virulentos, agresivos y resistentes.

Así que cada variedad mejorada de café, es resistente solo a algunos de los genes de virulencia de la enfermedad.

Y puesto que estos genes pueden mutar y volverse más agresivos, cualquier variedad mejorada considerada como resistente a la Roya del café, puede quebrar la resistencia y volverse susceptible en un momento dado.

Por esta razón, la mejora genética de variedades de café resistentes a roya es una tarea de nunca acabar.

Aun así, el uso de variedades mejoradas resistentes a roya sigue y seguirá siendo el mejor método de control contra la enfermedad.

Los centros de investigación trabajan constantemente para ir obteniendo y seleccionando líneas genéticas de cafés resistentes a los diferentes genes de virulencia e ir sustituyendo aquellas líneas en donde se quiebra la resistencia.

Para conocer más sobre las razas del hongo Hemileia vastatrix, causante de la roya del café, visita este enlace.

¿Cómo controlar la roya del café en variedades susceptibles?

Paradójicamente, las variedades arábigas más susceptibles a la Roya del café son aquellas que presentan una mejor calidad en taza.

Si quieres saber más sobre las variedades de café échale un vistazo a nuestro artículo “Cómo se determina la calidad del café”, en donde mencionamos brevemente la diferencia entre variedades de café y sus atributos de calidad.

Dado que hoy en día, la calidad en taza del café es la mejor manera de competir por mejores precios en el mercado, muchos caficultores han optado por volver al cultivo de las variedades de cafés arábigos.

Aun cuando sean susceptibles a la roya del café.

Así que para poder luchar efectivamente contra la enfermedad, es necesario poner en práctica todo un plan de manejo integrado.

1. Zonas óptimas para el cultivo.

En general, las variedades susceptibles deben cultivarse en zonas donde la temperatura promedio oscile entre los 15 y los 19°C , en donde la incidencia de la enfermedad es muy baja y no hay necesidad de hacer control alguno.

No obstante, durante los años con presencia del fenómeno de la niña ( mayor precipitación), cafetales establecidos a alturas de 2000 metros sobre el nivel del mar se han visto gravemente afectados.

En estos casos, si es necesario llevar a cabo aplicaciones de fungicidas preventivos para el control de la Roya del café.

En zonas más cálidas y donde las temporadas más lluviosas coinciden con las épocas de llenado de granos, el ataque de la roya será más severo y más difícil y costoso de controlar.

Sombrío.

El exceso de sombra combinado con condiciones de alta temperatura y humedad ambiental son las condiciones perfectas para el desarrollo de la enfermedad.

Por tanto debe cuidarse de establecer sistemas de cultivo bajo sombrío controlado, con no más del 30% de sombra en zonas cálidas con temperaturas mayores a 19°C y humedad relativa mayor al 80%.

Si quieres saber como cultivar café de manera tecnificada, no dejes de leer nuestro artículo «Sistemas de cultivo de café: Descubre cómo cultivar café«.

Fertilización y control de arvenses.

Al igual que ocurre en todos los cultivos, es una premisa que un cultivo bien nutrido es más resistente al ataque de plagas y enfermedades.

Por tanto el manejo de una buena fertilización es indispensable dentro de un manejo integrado de Roya del café.

Si fertilizas tus cafetales de manera adecuada, tendrán más hojas , una mayor área foliar y podrán soportar mejor la incidencia de la enfermedad.

Si quieres saber cómo fertilizar tus cafetales te invitamos a leer nuestro artículo: » Guía de Fertilización del café: 9 ideas para mejorar productividad y sostenibilidad reduciendo costes«.

De igual manera debes hacer un manejo integrado de las arvenses para evitar que haya un ambiente demasiado húmedo dentro del cultivo.

Registros de floración y aplicación de fungicidas para el control preventivo de la Roya del café.

Por último, está el establecimiento de programas de aplicación de fungicidas.

Y para llevar a cabo estos programas de manera efectiva, lo más importante es llevar unos buenos registros de floración.

¿Pero qué tiene que ver la floración del café con el control de la Roya?

Pues resulta que las investigaciones han demostrado que la roya del café comienza su ciclo de infección 60 días después de la floración.

Y aun cuando no vemos los síntomas de la enfermedad, ahí está. Incubándose de manera silenciosa.

Por esta razón, es necesario apuntar las fechas en que ocurren las floraciones y estimar la calidad de cada floración.

Identificando aquellas floraciones que son más abundantes y que serán responsables de las cosechas principales.

Imagen que muestra el formato para llevar registros de floración en café.
Autor: CENICAFE- FNCC

Cuando se determina una floración abundante, debes contar 60 días a partir de la fecha de esa floración y en ese momento empezar con un plan de fumigación Preventivo.

Aunque no veas ningún síntoma, ninguna mancha, debes llevar a cabo el plan de fumigación.

Debes hacer una aplicación mensual con un fungicida a base de cobre como oxicloruro de cobre,  óxido cuproso, hidróxido de cobre o sulfato de cobre formulado como caldo bordelés, durante tres meses consecutivos. Es decir:

1ª aplicación: 60 días después de la floración principal y de mitaca o traviesa.

2ª aplicación: 90 días después de la floración principal y de mitaca o traviesa.

3ª aplicación: 120 días después de la floración principal y de mitaca o traviesa.

Este método de control es el más fácil, económico, efectivo y ambientalmente amigable. Ya que estos productos son de origen natural y de bajo costo.

Si quieres descargar el formato de registros de floración para el 2020 haz clic aquí.

Uso de fungicidas sistémicos.

Cuando la enfermedad es detectada de forma tardía, los fungicidas cúpricos no tienen ningún efecto.

En estos casos se recurre al uso de fungicidas sistémicos del grupo de los triazoles, como cyproconazole, triadimefon, tebuconazol o propyconazol.

Estos son mucho más costosos y solo son efectivos cuando la enfermedad no está muy avanzada.

En estados muy avanzados su aplicación no es eficaz.

Cuando la enfermedad se detecta en estados avanzados,  los fungicidas del grupo de las Estrobilurinas son los únicos que han mostrado ser eficaces por tener una acción erradicante.

Aunque su uso no garantiza que salvarás el 100% de tu cosecha. De hecho no lo harás pues ya las plantas habrán sufrido daños importantes.

Pero salvaras una parte de ella y puede que tu cosecha del siguiente año no se vea muy comprometida.

Aunque  si tienes un café que quieres vender como orgánico, no podrás hacer uso de estos productos.

Así que lo mejor, es llevar de manera juiciosa los registros de floración y hacer las aplicaciones preventivas de fungicidas a base de cobre.

Para conocer más sobre la roya del café y su control puedes revisar este documento de CENICAFE. 

CONCLUSIONES

Si cultivas café de variedades susceptibles a la roya, deberás ser muy juicioso con el manejo integrado de tu cultivo.

Cuidando todos los aspectos, desde la densidad de plantación y la regulación del sombrío, pasando por una fertilización adecuada y un control de arvenses oportuno.

Pero sobre todo, llevando tus registros de floración de manera juiciosa, para con  base en ellos establecer tu calendario de fumigaciones preventivas.

De ésta manera seguramente tus cultivos de café no se verán gravemente afectados por la roya del café y podrás sacar tu cosecha sin problemas.

Cuéntanos tus experiencias con el ataque y control de la roya del café y déjanos saber si esta información te ha sido de utilidad.

Recuerda que en Qué Café te leemos en los comentarios.

¡Deja un comentario!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.