De los sistemas de cultivo de café depende tanto la cantidad como la calidad del café que se produce en una finca.

¿Sabías que los mejores cafés del mundo provienen de pequeños cultivos ubicados en climas más bien fríos y que crecen bajo la sombra de árboles?

Si conoces poco de agricultura pero te encanta el café, aquí te vamos a explicar en este post cuales son los  principales sistemas de cultivo de café.

¿Qué es un Sistema de Cultivo de Café?

Un “sistema de cultivo” es la forma y distribución en que se siembran las plantas de café en un lote de cultivo.

Existen muchos arreglos de cultivo y estos arreglos dependen de variables como:

  • El área total que se va a destinar al cultivo de café.
  • Las condiciones de clima y suelos existentes en la finca cafetalera.
  • Los objetivos específicos del caficultor
  • Y el grado de tecnología que el agricultor desea aplicar en su cultivo.

Sistemas de Cultivo según el área de la finca cafetalera

Podemos decir que en cuanto a extensión o área sembrada en café, existen cuatro sistemas de cultivo:

  1. El minifundio
  2. Pequeñas fincas
  3. Fincas de mediana extensión
  4. Grandes haciendas cafetaleras o latifundios.

Minifundio y pequeñas fincas

Los minifundios son fincas de menos de una hectárea y las pequeñas plantaciones oscilan entre 1 y 5 hectáreas.

En estos casos es la familia quien lleva a cabo todas las labores de cultivo y subsiste exclusivamente de la venta del café que produce.

Hace 20 años una familia podía vivir cómodamente con el producido de una finca de café de 5 hectáreas.

Hoy en día, con los actuales precios del café,  ya no es posible.

Y los pequeños propietarios se ven forzados a alquilar su mano de obra en fincas vecinas.

De esa manera, pueden obtener un ingreso adicional que apenas les permite cubrir sus necesidades básicas.

La mayoría de fincas cafeteras de países como Ecuador, Perú, Colombia, México, Jamaica , de Centro América y de los países africanos son minifundios.

Fincas de mediana extensión

Las fincas medianas son aquellas con una extensión sembrada en café entre 7 y 20 hectáreas.

Grandes haciendas cafetaleras

Los  latifundios o las llamadas “Haciendas cafetaleras” son fincas muy grandes que pueden contar con  cientos de hectáreas cultivadas en café.

Y en ellas, es necesario contratar empleados para que realicen todas las labores del cultivo. 

Un poco de historia

En nuestro post “Los 10 mayores productores de café del mundo” te contamos como la caficultura en México y Brasil se desarrolló en el siglo XIX  en grandes haciendas cafetaleras que explotaron a indígenas y esclavos.

Tras la independencia de México y la abolición de la esclavitud en Brasil, muchas de esas haciendas fueron divididas y entregadas a los aparceros y esclavos.

De esta manera nació la caficultura de minifundio en Latino América.

Sistemas de Cultivo de Café según la variedad cultivada y el sistema de recolección

Tanto la variedad como el sistema de recolección de café son aspectos determinantes de la forma en que se decide establecer un cultivo de café.

Sistemas de cultivo de café mecanizado para variedades Robustas

Es el caso de las grandes haciendas Brasileras ubicadas en los estados de Espírito Santo y Bahía.

Estas haciendas se encuentran cultivadas en café “Conilón”, una variedad de café Robusta.

Las plantas de café Robusta tienen un porte grande y producen cerezas de mayor tamaño que las variedades arábigas.

En Brasil el clima tiene una estación seca y una lluviosa bien marcadas. Esto permite que la cosecha de las cerezas  se concentre en una sola temporada.

Debido a que la topografía del terreno es plana, los brasileros han podido desarrollar un sistema de cultivo totalmente mecanizado.

El espaciamiento de siembra entre los surcos de café es suficientemente amplio como para que pasen los tractores que arrastran la maquinaria.

En este sistema de cultivo, la siembra, las podas de los árboles, la fertilización, las fumigaciones y la recolección, se llevan a cabo con maquinaria.

Aquí te dejamos estos  vídeos  para que veas como es la caficultura mecanizada de Brasil en las grandes haciendas cafetaleras.

Cosecha mecanizada de café

Siembra mecanizada de café

Poda mecanizada de café

Renovación total de café por poda mecanizada

En el caso específico de la cosecha, en éstas plantaciones esperan a que el 75% de las cerezas se encuentre en estado de café maduro para proceder a la recolección con las máquinas.

De manera que también se están cosechando un 25% de cerezas que se encuentran en estado verde inmaduro.

Esto y el hecho de que no se beneficia el café es lo que hace que los cafés robustas no tengan un sabor excelente.

Sistema de cultivo tradicional para variedades Arábigas

Por otro lado, tenemos la caficultura tradicional de cafés arábigos, suaves lavados.

En éste sistema los cafetales se siembran en paisaje de montaña.

Y todas las labores de cultivo se hacen a mano porque en topografía inclinada no es posible hacer agricultura mecanizada.

En Colombia durante el siglo XIX y la primera mitad del siglo XX, muchos cultivos crecían en terrenos tan inclinados que los trabajadores debían amarrarse con lazos para poder cosechar el café.  

Sistema tradicional de cultivo de café en ladera y bajo sombra
Sistema tradicional de cultivo de café en ladera y bajo sombra

Los sistemas tradicionales de cultivo de café  Arábigo  se establecen bajo sombra.

En nuestro post «Cultivo de café orgánico: 6 cosas que debes conocer” , te comentamos que los cafetales que crecen bajo sombra requieren menor cantidad de nutrientes.

Y proveen frutos  que dan como resultado un café con muy buena calidad en taza.

Los sistemas tradicionales de cultivo de café se establecen bajo la sombra de árboles leguminosos.

Si te acuerdas de tus clases de biología en el cole, recordarás que las plantas leguminosas son capaces de fijar en el suelo el nitrógeno atmosférico.

Y el nitrógeno es uno de los principales nutrientes de las plantas.

Los árboles además de proveer sombra, aportan gran cantidad de hojarasca que al descomponerse se convierte en abono para las plantas de café.

Los abuelos nunca tuvieron que comprar ni un gramo de abono químico para abonar los cultivos de café porque sus cultivos crecían bajo la sombra de éste tipo de árboles.

Ellos también intercalaban plantas de plátano, frutales y cacao entre los cafetales, con lo que lograban tener un agro sistema más diverso y auto sostenible.

En éstos sistemas de cultivo las plantas se siembran a mayor distancia unas de otras, más o menos a 2 metros entre planta y planta y 2 o 3 metros entre surcos.

Con esas distancias de siembra se obtienen un total de 2.500 plantas de café por hectárea.

En estos casos la producción apenas alcanza unos 200 a 500 kilos de café pergamino seco por hectárea y año.

Las variedades que se utilizan en los sistemas de cultivo tradicional de café

En éstos sistemas, se cultivan por lo general variedades de cafés arábigos que no han sufrido ningún tipo de mejoramiento genético más allá de la selección natural o la selección de semilla que hacen los agricultores en sus propias fincas.

Entre éstas variedades están la Típica, Caturra, los Bourbones, Maragogipes y Geisha entre otras.

Aquí te presentamos un gráfico con las variedades de café más importantes.

Tabla periódica de variedades de café.
Tabla periódica del café. Autor: Coffee CoMission

Las variedades marcadas en la tabla con los números 2 y 5 son las variedades originales y mutaciones naturales .

Es decir, variedades naturales que no han pasado por un trabajo de mejora genética.

El punto a favor de estas variedades no mejoradas, es que las cerezas de café si se benefician correctamente, dan como resultado tazas de excelencia.

El punto en contra es que todas éllas  son susceptibles a la enfermedad Roya del cafeto, que es la mas limitante del cultivo.

La Roya afecta las hojas de las plantas causando la defoliación parcial o total del ´cafeto.

Y sin hojas, la planta no es capaz de llenar los granos con lo que se produce grano pasilla de mala calidad.

En el peor de los casos las plantas pierden todo su follaje y terminan por morir.

La aparición de la roya del cafeto dio paso a los sistemas de cultivo de café tecnificados.

 Sistemas de cultivo de café tecnificado

Siguiendo con el hilo de nuestra narración vamos a entrar en el tema de las variedades mejoradas que se utilizan en los sistemas tecnificados de cultivo de café.

La crisis ocasionada por la llegada de la roya del café, obligó a los países cafetaleros a enfocar toda la investigación en la obtención de variedades de café resistentes a la roya.

En Colombia se desarrolló la variedad Colombia, un cruce entre café Arábigo y Catimor. El Catimor a su vez es un cruce entre café Caturra y café Robusta.

Posteriormente, se han obtenido nuevas variedades como la Castillo y Cenicafé 1.

Los trabajos de mejoramiento al día de hoy continúan, ya que el hongo causante de la roya muta rápidamente y quiebra la resistencia de las plantas después de cierto tiempo.

Por ésta razón es necesario trabajar continuamente en la obtención de variedades de café resistentes a las nuevas razas de roya que van apareciendo.

Con la misma metodología de cruces entre cafés  arábigos y robustas, México y los páises centoamericanos han obtenido sus propias variedades de café resistentes a roya.

Algunas de ellas son Costa Rica, Tabi, Pacamara, Sachimor, Centro americano y Marsellesa.

Cultivo de café tecnificado a libre exposición y alta densidad de siembra.
Cultivo de café tecnificado a libre exposición

Las variedades mejoradas de café son más productivas y más exigentes en recursos

Junto con el mejoramiento genético de café para obtener variedades resistentes a la roya, también se buscó obtener variedades más productivas.

Es decir, variedades de café con la  capacidad de producir más cantidad de cerezas por unidad de área si se compara con las variedades tradicionales.

Pero éstas variedades al ser más productivas, también resultaron ser más exigentes en luz y en fertilización.

Así fue como se dió origen a los sistemas de caficultura intensiva.

Sistemas  de caficultura intensiva

Los países cafeteros empezaron a ver que el mercado mundial exigía cada vez una mayor producción de café.

Y que la manera de poder cumplir con los clientes era lograr una caficultura intensiva altamente productiva.

Con nuevas variedades resistentes a la roya y más productivas, el sistema tradicional de cultivo de café bajo sombra fue desapareciendo.

Y dio lugar a cultivos a plena exposición solar con una mayor densidad de siembra.

En un cultivo tradicional se sembraban entre 2.500 a 3.000 plantas por hectárea para producir entre 300 y 500 kg de café pergamino seco por hectárea al año.

La caficultura intensiva promovió densidades de siembra de entre 7.000 y hasta 11.000 plantas por hectárea.

Y según las condiciones de clima y manejo se pueden llegar a obtener más 5.000 kilos de café pergamino seco por hectárea al año.

Al desaparecer el sistema de sombrío, fue necesario empezar a fertilizar los cafetales con abonos químicos para garantizar una nutrición adecuada  de las plantas.

Y con una mayor cantidad de fertilizante fue posible obtener  el mayor potencial de producción en cada cultivo.

Mientras que los precios del café se mantuvieron altos en el mercado internacional, la compra de fertilizantes no fue problema.

La producción mundial de café pasó de 35 millones de sacos en 1935 a  80 millones de sacos en 1960, 100 millones en 1967 y 168 millones de sacos en 2018.

La culminación del pacto de cuotas en 1989 y la sobre producción obtenida con todos estos cultivos tecnificados, ocasionó la caída del precio del café en la bolsa. Situación que se mantiene hasta el día de hoy.

En 1955 con la venta de una arroba de café (12, 5 kilos) se podían comprar cuatro bultos de fertilizante.

Hoy con la venta de una arroba de café solo se puede comprar medio bulto.

Los cultivos de café tecnificados se deben renovar periódicamente

En la caficultura tradicional el manejo de podas y renovación de árboles viejos se hace de manera selectiva.

Solo se van remplazando los árboles que se mueren y se podan los que están demasiado altos.

Así el cafetal siempre está en producción.

En la caficultura intensiva, las plantas de café  comienzan a declinar su producción entre el quinto y el séptimo año dependiendo del clima.

Entre más cálido es el clima, menor es el ciclo productivo de la planta.

Esto obliga a que se deban renovar los lotes de café por parejo.

Cada lote que llega al punto en que decrece la producción, se tumba y se siembra de nuevo o se renueva por poda total (zoca).

Tras la renovación habrá que esperar 18 meses para obtener la primera cosecha que es muy pequeña.

Y entre el tercer y quinto año se obtiene la mayor producción.

Requerimiento de mano de obra para la cosecha de café

De otra parte, hasta hace 20 años había suficiente mano de obra disponible en el campo para llevar a cabo la cosecha del café.

Hoy, la mano de obra se ha desplazado a las ciudades y literalmente  “el café se cae de los palos” porque no hay quien lo coseche.

Solamente en las fincas pequeñas que cuentan con suficiente mano de obra familiar es posible hacer una recolección de café óptima y oportuna .

¿Ves por donde va la cuestión de la crisis cafetera?

Hoy la mayoría de productores de café tecnificado no pueden comprar el abono suficiente para fertilizar sus cultivos, con lo cual la productividad y la calidad del café se ven afectadas.

Y no encuentran muchas veces quien les ayude a recolectar la cosecha.

Como los precios del café están tan bajos , muchas veces prefieren dejar que la cosecha de café se pierda. Porque el precio de venta no cubre los costos de producción y recolección.

La crisis cafetera, los cafés de alta calidad y el regreso a los sistemas tradicionales de cultivo

Los países productores pasaron de producir un café bajo sombra en agro ecosistemas diversos y sustentables a producir café a libre exposición solar en altas densidades.

De ésta manera se duplicó el volumen de producción mundial de café en las últimas 5 décadas.

Hoy tenemos siete situaciones en el mundo cafetero:

  1. Los caficultores están en crisis a causa de los bajos precios del café en la bolsa.
  2. La crisis de precios no permite a los cafeteros invertir el dinero suficiente para  mantener  sus cultivos tecnificados altamente exigentes en fertilizantes y mano de obra.
  3. No hay suficiente mano de obra en el campo para recolectar las cosechas de café.
  4. Los consumidores conocen cada vez más de café y quieren cafés de alta calidad.
  5. Los cafés de alta calidad y los cafés orgánicos se obtienen con variedades susceptibles a la roya.
  6. Los cafés de alta calidad se obtienen de sistemas tradicionales de caficultura bajo sombra y caficultura de altura.
  7. El cambio climático podría reducir en un 50% el área adecuada para el cultivo del café.

Conclusión

Sí estás pensando en que los productores de café  deberían volver a los sistemas tradicionales de cultivo estas en lo cierto.

Hoy los cafeteros están volviendo a la tradición de los abuelos. A sembrar cafés arábigos de variedades tradicionales bajo sombrío y en zonas altas.

A sembrar menos plantas de café por hectárea.

A obtener menor cantidad de café por unidad de área pero de mejor calidad y con una menor exigencia  en cuanto a fertilizantes químicos se refiere.

En otras palabras, los caficultores que quieran mantenerse en el mercado deberán optar por :

  1. Sembrar café en zonas con climas templados a fríos en donde la roya  y la broca del café afectan menos a los cultivos. Esto es lo que se denomina “caficultura de altura”.
  2. Volver a los sistemas agro ecológicos de cultivo de café bajo sombra de árboles leguminosos.
  3. Sembrar en bajas densidades de entre 4 a 6 mil plantas por hectárea.
  4. Volver al sistema de podas selectivas y resiembras para mantener los lotes en producción permanente evitando la renovación total de lotes enteros.
  5. Sembrar solamente el área para la cual estén seguros de que van a tener suficiente mano de obra para las labores de cultivo y para la recolección de las cerezas.
  6. Cambiar el monocultivo de café por sistemas diversificados integrando otros cultivos como plátano y frutales.
  7. Apostar todo a la obtención de cafés de alta calidad que puedan comercializar a mejor precio por fuera de la bolsa.
  8. Aprovechar los subproductos del café para generar ingresos adicionales.

Y tú ¿qué piensas de los sistemas de cultivo de café?

¿Conoces algún otro sistema de cultivo de café que se lleve a cabo en algún lugar del mundo con éxito?

Si te ha gustado este post no dejes de comentar y compartir. Recuerda que en Qué Café te leemos en los comentarios.

7 Comentarios

  1. Pingback: Guía de Certificación de Café. Costes, beneficios y primeros pasos. - Qué Café!

  2. Veronica Calzada Responder

    Consulta. cuanto cafe aproximadamente da una planta por año ??? Me ayudaria mucho esta respuesta !

    • Susana Gomez Posada Responder

      Hola Verónica.
      Segun las condiciones de clima y cultivo deberías poder obtener entre 1.5 y 4 kilos de café en cereza por planta al año en promedio.
      Todo depende del clima, suelo, manejo de fertilización, la variedad sembrada, la densidad de siembra, si crece a libre exposición o bajo sombra y de la edad del cultivo.
      1 kilo de café cereza te debe dar al final 400 gramos de café pergamino seco.
      Estaríamos hablando entonces que por hectárea deberías obtener entre 1250 y 3000 kilos de café pergamino seco al año.

  3. Hola Miguel.
    Claro que sí.
    Si vas a aplicar humus sólido o pulpa compostada con 12 kilos por planta al año sustituyes el 100% del fertilizante químico.
    También lo puedes inyectar en líquido como complemento a razón de 2 y hasta 5 litros por bomba de 20 litros y 300 a 500 ml de mezcla por planta.
    Gracias por leernos.

  4. Pingback: Cambio climático: ¿Una amenaza para el cultivo del café?

¡Deja un comentario!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.