La cotización del café afecta a una cadena de valor de la que más de 125 Millones de personas dependen.

El precio del café es poco más que un juego para unos pocos. El medio de vida para muchos otros.

En este artículo te contamos 5 hechos sobre la cotización del café que no te dejarán indiferente.

1- ¿Por qué se hace la cotización del café en la bolsa de Nueva York?

Hasta finales de 1800 el comercio del café se llevó a cabo en físico. El problema era que los comerciantes no siempre contaban con la cantidad de café requerida por los compradores.

Para minimizar el riesgo de incumplimiento, inventaron los contratos de café físico “con entrega a futuro”.

En estos contratos el vendedor pactaba con el comprador una fecha a futuro para hacer la entrega de un volumen de café a un precio determinado.

Granos de café tostado y taza de café.
Los cafés suaves lavados se cotizan en la bolsa de Nueva York

Esto les daba un plazo de tiempo para conseguir el café. Pero no podían saber a qué precio tendrían que conseguirlo o si el precio pactado con el comprador les iba a reportar alguna ganancia.

Por ésta razón el mercado del café en físico colapsó y dio paso a la negociación a través del mercado de futuros de cafés “suaves lavados” en la bolsa de Nueva York.

Para conocer más de la historia del comercio de productos agrícolas y la creación de la Bolsa de café de Nueva York, échale un vistazo a nuestro post Economía del café: ¿Quién se está quedando el dinero?

2- El mercado de Futuros y el contrato C en la cotización del café.

En el mercado de futuros de café en la bolsa de Nueva York las transacciones dependen de normas claras y los precios se fijan mediante el mecanismo de “subasta pública”.

Esas normas son lo que se conoce como contrato C.

Un contrato C es un volumen fijo de negociación de café suave lavado que cumple con normas determinadas de calidad y que equivale a múltiplos enteros de 250 sacos de 150 libras de peso cada uno.

Por ejemplo, si se transa un volumen de 1000 sacos, equivale a cuatro “futuros”. Es decir que hay cuatro contratos en esa negociación.

En el mercado físico con entrega a futuro el vendedor y el comprador pactan el volumen, precio y fecha de entrega.

En los futuros, es la bolsa de Nueva York quien determina la fecha en que se vence cada contrato y en la que el café debe ser entregado en físico al comprador.

De acuerdo a como esté la cotización del café en la bolsa, vendedores y compradores deciden si entran o no a las subastas dependiendo de sus expectativas de ganancia.

3. La cotización del café y el clima.

El precio de los productos agrícolas en los mercados depende de las variaciones entre la oferta y la demanda.

Cuando hay sobreproducción los precios bajan y cuando hay escasez suben.

Una de las principales razones de que la cotización del café en la bolsa sea tan variable, es que la oferta de café en el mercado depende principalmente del clima.

Y como bien sabes al clima no lo controla nadie.

La producción de café en grano depende de que las plantas de café tengan buenas floraciones, porque sin flores no hay frutos y sin frutos no hay granos.

 Floración de una planta de café.
La floración de las plantas de café depende del clima.

Para que las plantas de café florezcan es indispensable que haya un periodo de verano bien marcado seguido por un periodo de lluvias.

Durante el verano, que debe ser de al menos 20 días seguidos de calor sin lluvias, la planta acumula cierta cantidad de unidades térmicas y sufre un estrés hídrico.

Al aparecer las lluvias, se rompe el estrés y las plantas florecen.

Si el verano es muy corto o si hay largas temporadas de lluvias, las plantas florecen muy poco y las cosechas son escasas.

Resumiendo: Si hay buen clima va a existir sobre-producción de café y los precios bajarán.

Si el clima es malo habrá un déficit de producto en el mercado y los precios de cotización subirá.

4. ¿Quién fija los precios del café en la bolsa?

A que no te lo imaginas. La bolsa NO fija el precio del café.

Lo que hace es “descubrir precios” y divulgarlos en tiempo real con actualización cada 15 minutos.

El mercado en bolsa de cualquier producto es meramente especulativo.

Es decir, depende de análisis basados en supuestos de cómo se va a comportar la oferta y la demanda del producto dependiendo de determinados factores.

Quienes finalmente hacen que el precio del café suba o baje son los especuladores y los grandes tostadores e inversionistas mediante el control de inventarios y la especulación.

Variaciones de la cotización del café en la bolsa.
La bolsa de Nueva York no fija el precio diario del café, lo que hace es «descubrir precios»

Los grandes compradores.

Los mayores compradores a nivel mundial tienen la capacidad financiera para adquirir grandes volúmenes de café a precios bajos cuando hay sobreproducción y mantener ese café en forma de “inventarios”.

Al guardar el café en sus almacenes, crean un déficit ficticio de café en el mercado y obligan a que el precio suba.

Es entonces, cuando los precios empiezan a subir, que ellos comienzan a sacar paulatinamente su café a las subastas.

De este modo, estos grandes productores pueden ganar dinero en la negociación porque compran cuando el precio es bajo y venden cuando sube.

Los especuladores.

Por otro lado están los especuladores. A ellos no les interesa el café en físico. Es más, casi nunca llegan a hacer una negociación para obtener el producto.

Los especuladores son grandes inversionistas que compran futuros y, antes de que se venza el plazo del contrato fijado por la bolsa, los subastan.

Si logran adquirir los contratos a un precio bajo y los subastan a un precio mayor, ganan dinero sin que el café haya pasado por sus manos.

Para asegurarse de que van a vender al alza, los grandes especuladores adquieren muchos contratos para crear un déficit de café en la oferta mundial y obligar a que el precio suba.

Por el contrario, si quieren comprar contratos con precios bajos, liberan futuros. Así aumentan virtualmente la oferta del producto en el mercado, logrando que el precio en la bolsa baje.

El control de los medios de comunicación

Los especuladores no solo juegan con inventarios y contratos.

Los grandes señores del café tienen el poder de influir los medios de comunicación para afectar a las noticias relacionadas con la evolución de los cultivos a nivel mundial.

¿Por qué? Porque controlando las noticias sobre la producción están influyendo en las expectativas de los futuros precios del café.

Esto se da mayormente en los mayores países productores de café.

Si se especula que en Brasil habrá una menor producción de café bien por presencia de heladas o por factores fisiológicos de las plantas, la cotización del café en la bolsa sube porque se asume que habrá un déficit en la producción para cubrir la demanda mundial del grano.

Si por el contrario, se especula que Brasil y Colombia van a tener muy buen clima o que países como Vietnam y Kenya han incrementado sus áreas de siembra, entonces es de esperar una cosecha muy abundante.

Así la cotización del café en la bolsa se va a pique, porque se asume que habrá una oferta mayor a la demanda.

5. ¿Cómo afecta a los productores la variabilidad de la cotización del café en la bolsa de Nueva York?

En el momento actual los productores de café a nivel mundial se enfrentan a la peor crisis de precios de la historia.

Lo más grave es que el panorama no va a mejorar porque a los inversores y tostadores les conviene mantener el precio de cotización del café a la baja.

En éste momento se especula que habrá una buena cosecha de café suave lavado proveniente de Brasil porque hay buen pronóstico de lluvias en el estado brasilero de Minas Gerais.

Por tanto, esperan que en la campaña 2018/2019 se tenga un superávit de 2.29 millones de sacos, lo que va a mantener la cotización del café a la baja.

De manera general al productor hoy le cuesta $ 1,14 USD producir cada libra de café y en la bolsa se cotiza la libra a $1,01 USD.

Es decir que el productor en éste momento está perdiendo $0,13 USD por cada libra de café que saca al mercado.

En conclusión

El panorama cafetero seguirá siendo sombrío sobre todo para los productores.

La esperanza reside en que todos los actores de la cadena de valor del café muestren una verdadera voluntad política para crear mecanismos de estabilización de precios.

Ahora que sabes cómo se influye y controla el precio de cotización del café en la bolsa, ¿crees que será posible en un futuro estabilizar el precio del café y garantizar precios justos tanto a productores como a consumidores?

¿Te arriesgas a proponer un mecanismo de estabilización de precios para el mercado mundial del café?

Si te ha gustado este post comparte, suscríbete y déjanos tus comentarios.

6 Comentarios

  1. Pingback: Tostar café verde. Composición del café, proceso de tueste y enfriado.

  2. Muy interesante el artículo. La verdad es mas complicada de lo que nos quieren hacer creer algunos medios y grandes empresas, aunque esta verdad casi siempre tiene los mismos ganadores…

  3. Pingback: Producción del café: 4 historias detrás de tu taza de café - quecafe.info

  4. Pingback: ¿Cómo se determina la calidad del café? - Qué Café!

  5. Pingback: Cultivo del Café Orgánico: 6 cosas que debes conocer - Qué Café!

  6. Pingback: La economía del café: ¿Quién se está quedando el dinero? (2019) - Qué Café

¡Deja un comentario!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.